plásticos termoplásticos

Plásticos termoplásticos: aspectos a tener en cuenta para su uso

Los plásticos termoplásticos constituyen activos inestimables en diversos procesos de fabricación. Su versatilidad y uso masivo en múltiples aplicaciones industriales, los convierte en materiales de alto consumo. 

Esto, sustentado en sus propiedades únicas que permiten fundirlos, remoldearlos y enfriarlos repetidamente sin que sufran degradación significativa. 

Los termoplásticos cumplen un rol fundamental en la industria de los envases y en otros sectores industriales que resaltaremos en este contenido. La posibilidad de soldarlos y unir diferentes piezas para obtener diseños más complejos, da paso al uso y comercialización de diversas herramientas. 

Asimismo, al desarrollo de procesos que forman parte de nuestro quehacer diario en QueroTools. Por ello, abrimos espacio en nuestro blog a este contenido. En él exploramos diversos aspectos que te ayudarán a comprender la base conceptual y la importancia de los termoplásticos. ¡Comencemos!

¿Qué son los plásticos termoplásticos?

Los plásticos termoplásticos son polímeros que, bajo la influencia del calor, tienen la capacidad de cambiar su presentación. Se vuelven flexibles y moldeables a altas temperaturas y se solidifican al enfriarse. Más aún, la repetición de ese proceso no implica pérdida o modificación de sus propiedades básicas.

Las características anteriores distinguen a los termoplásticos como materiales reciclables, lo cual reduce su impacto ambiental. Asimismo, reducen la extracción y procesamiento de materias primas como el petróleo y el gas natural. Lo cual minimiza la emisión de gases contaminantes. En nuestro blog encontrarás abundante información sobre estos materiales.

A diferencia de los termoplásticos, los plásticos termoestables no pueden ser remodelados una vez que se endurecen. Se pueden fundir y moldear una sola vez ya que durante este proceso sus moléculas se enlazan irreversiblemente.

De acuerdo a su comportamiento frente al calor, existe un tercer grupo de materiales plásticos constituido por los plásticos elastómeros. A estos los caracteriza su elasticidad y su tendencia a recuperar su estado inicial luego de deformarse ante el calor. 

En este grupo destacan la silicona, el caucho y el nitrilo, los cuales tienen amplias aplicaciones en los procesos de fabricación de piezas de maquinarias industriales. Pero reorientemos la discusión hacia los termoplásticos planteándonos la siguiente pregunta:

¿Qué tipos de plásticos termoplásticos existen?

Existe gran diversidad de polímeros que son clasificados como termoplásticos. Entre ellos, destacamos los más comunes:

  • PE (Polietileno).  Un termoplástico de bajo costo, muy resistente a la humedad y agentes químicos. Existe el polietileno de baja densidad (LDPE) y de alta densidad (HDPE).
  • PP (Polipropileno). Con una rigidez mayor que la del polietileno, este termoplástico es altamente resistente al calor y muy flexible.
  • PVC (Policloruro de vinilo). Muy resistente a los impactos y a la intemperie. Es utilizado en los perfiles de ventanas, tuberías y diversos revestimientos.
  • PS (Poliestireno). Un termoplástico con buena transparencia, muy ligero y aislante térmico.

También son muy comunes termoplásticos como el PET (Politereftalato), PMMA (Polimetilmetacrilato), Nylon (Poliamidas) y el teflón. De la diversidad de estos materiales provienen sus múltiples aplicaciones en los procesos de fabricación de la mayoría de los productos plásticos usados en la actualidad. 

Cada termoplástico tiene sus propiedades particulares que deben ser tomadas en cuenta para su uso. A continuación abordaremos un aspecto importante referido a la toxicidad de estos materiales.

Aspectos a tener en cuenta al usar plásticos termoplásticos

Como ya hemos señalado, cada plástico termoplástico tiene sus características y propiedades específicas que condicionan cómo y para qué usarlo. En general, estos materiales no representan altos riesgos de toxicidad mientras se cumplan con las indicaciones y advertencias del fabricante. 

No obstante, se deben tomar ciertas precauciones en cuanto a su compatibilidad y la manipulación de los termoplásticos porque algunos de ellos pueden emitir sustancias contaminantes.

Por ejemplo, durante el procesamiento del PVC a temperaturas superiores a 170° pueden producirse emanaciones de monóxido de carbono o de ácido clorhídrico. El PE puede producir gases de butileno cuando se procesa a más de 350°. 

En cuanto a los policarbonatos, estos requieren de cuidados especiales si se procesan a más de 300°. A esas temperaturas, estos materiales se degradan pudiendo emitir gases cancerígenos.

En cualquier caso, lo recomendable es acudir al médico ante el primer síntoma de intoxicación. Asimismo, es imprescindible el uso de gafas, guantes, mascarillas y filtros como medida preventiva en la manipulación de materiales termoplásticos.

Si deseas ampliar esta información o requieres asistencia para decidir sobre la tecnología de soldadura más adecuada para los termoplásticos en que se basa tu proyecto, no dudes en contactarnos. En QueroTools estamos listos para ofrecerte el apoyo que necesites. ¡Te esperamos!

Deja un comentario

+ 28 = 38