Diferentes usos de una extrusora

Diferentes usos de una extrusora

Una buena elección de máquinas resulta fundamental en la soldadura de plásticos si se quiere obtener un resultado óptimo. En el caso de una máquina extrusora de plástico, la elección depende del tipo de trabajo que esté desempeñando el profesional, ya que esta herramienta tiene numerosas aplicaciones. Vamos a ver las más habituales.

Usos de la extrusora de plástico

Los principales usos de la pistola extrusora se agrupan en cuatro grandes áreas:

Soldadura de láminas

Este uso de la pistola extrusora podemos diferenciarlo en dos clases de trabajo muy diferentes entre sí, por un lado en la soldadura de láminas propiamente dicha y por otro la reparación de fugas.

La soldadura de láminas consiste en unir dos láminas que pueden ser de Polietileno de alta densidad (PEHD) u otro material. La soldadura de extrusión tiene diferencias importantes respecto a la soldadura de cuña normal, la principal es que la extrusión consigue una unión de las láminas mucho más fuerte gracias a la aportación de material que es el que interviene en la soldadura.

En cuanto a la reparación de fugas en láminas, se utiliza mucho en el proceso de impermeabilización, cuando hay algún tipo de fuga en alguna de las láminas, ya sea por accidente o por el impacto de agentes externos que provocan una rotura. La manera de arreglar estos desperfectos es colocar un parche y soldarlo con una extrusora.

Una vez finalizada la soldadura se debe comprobar que se ha conseguido una impermeabilización perfecta, sin ninguna fuga. Para ello, se puede utilizar una campana de vacío. Si con estos métodos de comprobación se detecta alguna filtración de agua, habrá que volver a reparar y asegurarnos de que la soldadura se ha hecho de manera óptima.

Creación de prototipos y colocación de accesorios

Las extrusoras funcionan perfectamente a la hora de crear prototipos ya que te permiten hacer todo lo que quieras. Puedes soldar cualquier tipo de pieza. Prácticamente no hay ningún límite, el único quizá, es que las piezas a soldar deben ser siempre del mismo material.

En cuanto a la colocación de accesorios, el uso de la extrusora es muy amplio. Por ejemplo, si dispones de un depósito y quieres colocar un tubo para vaciarlo y que funcione como desagüe, o si deseas instalar al depósito un soporte para transportarlo con una grúa de una manera fácil. Este tipo de soldadura te permite esto y mucho más de manera rápida y sencilla.

En estos trabajos se suelen emplear extrusoras pequeñas como la Leister Fusion 1, Leister Fusion 2 o la Leister Fusion 3 o 3C, un modelo un poco más grande que permite soldaduras de hasta 1,8 kg a 3,6 kg de plástico por hora dependiendo de la velocidad de extrusionado de la máquina.

Construcción de depósitos

Este tipo de uso de la extrusora, te permite una gran versatilidad a la hora de construir depósitos, trabajando en todo tipo de espacios y de la forma que sea necesaria.

Se utiliza para cualquier tipo de depósito, como por ejemplo agua potable o también sustancias químicas peligrosas y líquidos inflamables. Una vez terminada la soldadura resulta indispensable comprobar que no hay ninguna fuga.

No podemos decir que haya extrusora más adecuada que otra en este tipo de trabajos, todo dependerá de las paredes del depósito, que pueden tener un espesor desde los 4mm hasta los 50 mm. Dependiendo de este factor el profesional utilizará una extrusora Leister u otra.

Reparación

Las extrusoras se han convertido en herramientas muy valiosas a la hora de reparar piezas de plástico, ya que muchas empresas, con la crisis actual, en caso de avería prefieren reparar a comprar piezas nuevas. Por tanto, los trabajos de reparación se multiplican y la soldadura de plásticos es un buen método para dejar la pieza como nueva.

Con la extrusora se puede reparar prácticamente cualquier pieza, desde carcasas, palots, depósitos, instrumentos musicales, kayaks, parachoques y una larga lista de elementos fabricados en plástico. La reparación puede consistir en algo sencillo como tapar un agujero, arreglar una rotura o cerrar una grieta, o en soldaduras más complejas. Es cuestión de elegir la extrusora idónea para cada caso. Normalmente serán extrusoras de tamaño compacto, ya que siempre serán más fáciles de manejar y permitirán al profesional llegar a zonas de difícil acceso, algo que con extrusoras más grandes sería casi imposible.

Como podemos comprobar, la soldadura por extrusión nos permite una reparación de gran calidad en áreas muy diferentes del tejido industrial y con una demanda cada vez más creciente. En Querotools disponemos de la máquina extrusora de plástico que necesitas para realizar tu trabajo de una manera fácil, segura y con todas las garantías. Contacta con nosotros y cuéntanos qué necesitas para realizar tu trabajo. Nuestro equipo de especialistas te recomendará la máquina idónea para que el resultado final sea perfecto.

Deja un comentario

uno × 1 =